BLOG KOOXDA

  • Juan Taracena

Hay que cambiar el concepto de eficiencia

Los 4 minutos del Jueves.

¡Vamos a por el segundo post de los 4 minutos del jueves!

En el primer post hablamos de la diferencia entre Outcome, Output e Impacto, y de como estos tres términos definían la forma de funcionar de TODAS las empresas del mundo. Para los que habéis caído aquí de casualidad, os dejo el link al primer post, que (aunque no os va a descubrir la pólvora) seguro que os deja un poco más claro qué es esto del Output, el Outcome y el Impacto.

En este segundo post vamos a ver porqué la mayoría de las empresas, cuando hablan de mejorar la eficiencia, lo hacen de manera incorrecta, y como eso hace que empresas aparentemente solventes acaben en la quiebra, o peor aún, que no tengan ni idea de porqué se están precipitando al abismo.

Pero como lo prometido es deuda y Dilbert tiene una viñeta para todas las situaciones, os dejo aquí la de esta semana.

"Hemos lanzado un proyecto de implantación de una herramienta que nos va a hacer ser un 30% más eficientes en nuestro proceso de planificación de campañas de márketing"

Creo que no me equivoco cuando afirmo que todos los que estáis leyendo este post habéis escuchado alguna vez una frase como ésta en vuestra empresa. La implantación, desarrollo o compra de una herramienta (o funcionalidad, o proceso, o lo que sea) que va a hacer que la empresa sea muchísimo mas eficiente y que venda mucho más. Pero lo que de verdad quiere decir esa frase es:

"Tenemos una idea para implantar una herramienta, que si cumple con todas nuestras hipótesis, va a conseguir que nuestro proceso de planificación de campañas pueda llegar a ser un 30% más eficientes"

Las diferencias son sutiles pero muy relevantes.

La eficiencia se ha entendido tradicionalmente como "Hacer más con menos"

Se trata un concepto muy ligado a las cadenas de producción y a la revolución industrial. En un momento donde la demanda era mucho mayor que la oferta, lo importante era ser el que más oferta tuviera (que no tanto mejor). Pero volvamos un momento a la imagen del primer post:

Como podéis ver, el Output es únicamente un medio para conseguir un Outcome, que es el indicador que inevitablemente nos va a llevar a conseguir Impacto, y esto queridos lectores es lo ÚNICO que de verdad nos importa. (Si esto te suena a chino: ¡A leer el primer post!)

El problema es que en el mundo actual, la relación Output - Outcome no es ni mucho menos lineal, de hecho los seres humanos somos malísimos prediciendo el Outcome de nuestras ideas en entornos inciertos, y además tendemos a sobreestimar lo buenas que son nuestras propias ideas. Un ejemplo: a pesar de que 9 de cada 10 startups mueren, el 85% de los emprendedores cree que su empresa estará en ese 1 de cada 10 que sobrevivirá...

Los seres humanos somos muy malos prediciendo el Outcome de nuestras ideas

Pero esto no pasa sólo en las Startups, en las grandes multinacionales es mucho peor. Los proyectos se hacen porque vienen dictados de arriba y nadie se para a pensar en todas las incógnitas que deben cumplirse para que el proyecto tenga éxito. A veces ni siquiera nos preguntamos cual es el objetivo real del proyecto, solo nos centramos en conseguir terminar el proyecto en tiempo, coste y alcance ¿Me equivoco?

Todo esto hace que la visión tradicional de eficiencia sea:

Esto nos lleva a la falacia de pensar que si construimos más cosas con menos tiempo o menos coste estamos siendo más eficientes, y por eso la mayoría de las empresas centran sus programas de eficiencia en la reducción tiempos y costes (las menos en incrementar alcances). Pero...

¿Y si implantamos la herramienta de márketing cumpliendo tiempos, coste y con todo el alcance y no la usa nadie?

¿Véis el problema? Lo que yo construyo es totalmente irrelevante si no consigo el Outcome que tenía pensado con mi Idea. Por eso, si una empresa reduce un montón sus costes, pero sigue generando productos de mierda, no he mejorado su eficiencia, y precisamente por eso, el concepto de eficiencia de la mayoría de las empresas está mal planteado.

¿Os habéis quedado con ganas de saber qué es entonces la eficiencia?


Pues en el próximo post hablaremos del concepto de "Eficiencia Real" y de cómo unos sutiles cambios en los conceptos pueden ser enormemente relevantes, ¡Así que no te lo pierdas!

¿Te quedan dudas? ¿Quieres que hablemos de algo concreto en los próximos posts? ¡Ponlo en los comentarios!

PS: Os dejo el link a los otros posts de los 4 minutos del jueves por si nunca los visteis Kooxda RRSS, a nuestra página web: www.kooxda.es y para que nos sigáis en LinkedIn: Kooxda en LinkedIn

¡Hasta el próximo post!