BLOG KOOXDA

  • Juan Taracena

¿Qué hace que un equipo sea productivo?

Los 4 minutos del Jueves.

¡He dejado mi trabajo en IBM! :) Tenía que contarlo jajaja..., aquí empieza la aventura, y como no podía ser de otra forma, voy a empezar haciendo un poco de publi.


El objetivo de Kooxda (mi nueva empresa) es ayudar a cualquier persona que tenga un equipo, y que no consigue sacar todo el rendimiento que necesita de ellos, a convertirlo en equipo súper productivo que le permita cumplir sus objetivos y salvar su negocio. Muchas ideas geniales mueren por falta de un equipo bien motivado y productivo, y a mi me gustaría evitar que eso siguiera pasando.

Kooxda ayuda a las empresas a tener equipos mucho más productivos y evitar que grandes ideas se queden por el camino.

¡Y hasta aquí la cuña publicitaria! Os voy a poner un poco en contexto sobre lo que quiero conseguir con estos posts que iré escribiendo cada dos semanas. La idea es que sean posts cortitos, que no haga falta más de 4 minutos para leerlos y que a ti, que lo estás leyendo, te aporte algo de valor que puedas utilizar en tu día a día. Iré publicando uno cada dos jueves, pero para que realmente os aporte ¡necesito vuestro feedback!


Por ello al final de cada post publicaré una pequeña encuesta con 3 preguntas muy sencillas, que os pido que por favor rellenéis:


1. ¿Recomendarías el post a tus amigos o compañeros de trabajo?

2. Que me digáis si os ha aportado algo nuevo para vuestro día a día.

3. Que propongáis temas para los próximos posts.


¡Quiero que estos post de 4 minutos semanales sirvan para ayudar a vuestros equipos a crecer!

Con esto dicho, entramos en materia. ¿Qué hace que un equipo sea poco productivo y que puedes hacer tú para cambiarlo?


Sin adentrarnos mucho en el modelo de negocio de las empresas y de las startups, parece lógico pensar que las principales causas por las que un proyecto no sale a delante o fracasa (ya sea de una gran compañía o de una startup) es la combinación de 3 factores:


1. Que no hay mercado para el producto

2. Que el equipo no tiene las habilidades correctas

3. Que no hay dinero.


Vamos a centrarnos en la segunda, el equipo, ya que yo creo que es la más importante (Ya explicaremos porqué esta es "la única importante" en los próximos posts).

Cuando tenemos una idea y decidimos montar un equipo (o tenemos un proyecto y buscamos con qué equipo hacerlo) solemos encontrar varios problemas, pero el más común, es que no hay talento en el mercado y si lo hay, es demasiado caro. Además no tenemos tiempo que perder, ya que podríamos perder tracción con nuestra idea o, peor aún, que alguien la desarrolle antes (esto último es irónico por cierto).


Entonces ¿Qué hacemos? Pues lo lógico, elegimos a gente joven, motivada por "lo que mola trabajar en una startup" o "la oportunidad de estar en el proyecto Y". Normalmente chicos con poca experiencia, siempre con la esperanza de que aprendan rápido y lleguen a ser auténticos expertos (en 1 o 2 semanas claro).


No contentos con eso, esperamos que sin ningún tipo de ayuda, formación o motivación (a parte de la que he comentado antes), trabajen y rindan ¡como si fueran expertos!, ya que para eso les estamos pagando un sueldo (de becario) ¿no?


En el extremo contrario estarían los que deciden quedarse con lo que les den. Normalmente se quedan con gente que lleva mucho tiempo en la empresa y que acostumbrada a trabajar de una determinada manera y ¿qué esperan de ellos? ¡Lo mismo! que sean super productivos desde el día 1, y si no lo son, entonces debe ser que son unos paquetes.


Bien, en ambos casos el problema es el mismo. Y no es un problema de los perfiles que hayamos contratado o con los que nos toque trabajar.

Todo gran equipo (y empresa) se caracteriza por dos cosas:


- Tienen una motivación común que va más allá de "pagar las facturas", "tener un trabajo" o "ganar dinero"

- Aprenden constantemente.

Todos los equipos top tienen dos características: Una motivación común y un aprendizaje continuo.

Vamos a desarrollar un poco mas ambas ideas para que veáis como trabajar sobre ellas y mejorar la productividad de vuestro equipo. Al fin y al cabo, "un pequeño paso para el equipo es un gran paso para una empresa"


Para desarrollar esta idea me voy a basar en una historia que se cuenta mucho, pero que creo que aquí viene al pelo. ¿Conocéis conoce a Samuel Pierpont Langley? Imagino que no muchos... (a no ser que seáis muy fans de Simon Sinek, que si no lo sois, os lo recomiendo)


En cualquier caso, Samuel competía en la década de 1900 por ser el primero en desarrollar una máquina capaz de hacer volar al hombre con motor. Era Ingeniero, Astrónomo, Físico e Inventor. Estaba financiado por el departamento de guerra de EE.UU y pudo contratar a los mejores ingenieros del país, la prensa estaba segura de que si alguien podía conseguirlo era él. Aún así dos chavales de Iowa, Willbur y Orville que no eran ingenieros y su única financiación venía de su tienda de bicicletas, conquistaron la carrera por pilotar un avión a motor el 14 de diciembre de 1903.


¿Y qué tenían Willbur y Orville que no tenía Samuel? Muy fácil:


Una motivación


Los hermanos Wright estaban convencidos de que si conseguían descifrar como volar, iban a ser capaces de cambiar el mundo, y todas las personas que trabajaban con ellos (por cierto ninguno era ingeniero) compartían ese sueño. Samuel y su equipo, por el contrario sólo querían hacerse ricos...


Aprender Constantemente


Samuel dedicó varios años a estudios teóricos (al igual que Cayley, Penaud o Wenham) sobre motores y aerodinámica, mientras que los hermanos Wright dedicaron todo su tiempo a probar experimentos, a hacer tests, a medirlos y a mejorar constantemente, obteniendo siempre las ideas que funcionaban y aquellas que era mejor dejar de lado, hasta que consiguieron dar con la tecla que les llevaría a ser recordados siempre.

La idea es clara, si quieres mejorar la productividad de tu equipo, tienes que saber qué te hace levantarte cada mañana, que es lo que te motiva y trabajar con aquella gente a la que esa motivación les llene, no con gente a la que "les mole trabajar en una startup". Y tienes que ser capaz de mejorar constantemente y hacer que tus equipos mejoren constantemente, no se trata de mejorar una vez y listo, se trata de establecer una cultura de mejora que permita ir adaptándose a las necesidades del momento, pero siempre con una motivación clara y compartida.


No contrates a gente por su CV, contrátala por lo que les motiva, y una vez los contrates, o te toque trabajar con ellos, promueve que mejoren, que tengan libertad para crecer y para seguir motivados. Promueve que fallen, pero que siempre que fallen, aprendan.


Con esto acaba el primer post de "Los 4 minutos del jueves". Espero que os haya gustado, y os motive a trabajar mejor con vuestros equipos. Estoy seguro de que con el tiempo vamos a ir sacando más cosas que os puedan aportar valor. Os dejo el link a la encuesta para seguir mejorando el contenido de los posts: Link Encuesta


Para que te mandemos un mail cuando salga el próximo post, apúntate aquí: Link


En el siguiente post hablamos de... ¡Salchichas!


Y ya sabes, si te ha gustado ¡Compártelo! y síguenos en Facebook y Linkedin


Para mas información www.kooxda.es o escribe a juan@kooxda.es